Recomendaciones para la

reapertura de piscinas tras el COVID-19

El COVID-19 es la enfermedad respiratoria causada por el virus SARS-CoV-2, comúnmente conocida con el nombre de coronavirus. Dadas su características y vías de transmisión, en el caso de las piscinas, un buen mantenimiento y desinfección de forma adecuada deben inactivar el virus, por lo que puede esclarecerse que el principal riesgo dé contagio en las piscinas no es el agua. Lo anterior teniendo en cuenta de que el mantenimiento de la piscina debe cumplir la legislación vigente relativa a los criterios técnico-sanitarios aplicables a las piscinas.

Los principales riesgos de contagio son las interacciones personales al no respetar distancia mínima, realizar limpieza y desinfección adecuada a nivel personal o en los ambientes (superficies y zonas comunes). La vía de contagio del SARS-COV-2 se da a partir de las secreciones de las personas infectadas, principalmente por contacto directo con gotas de mas de 5 micras (con capacidad de transmitirse a distancias de hasta 2 metros), por medio de tos o estornudos.

Otro de los medios de transmisión puede ser a través de fómites. Con el fin de prevenir la transmisión del virus por este medio, debe tener en cuenta los estudios que se presenten sobre su supervivencia en diferentes materiales y los factores ambientales que pueden influir.

Los materiales que generalmente se encuentran en piscinas se han estudiado para definir la persistencia del SARS-COV-2, observándose lo siguiente:

  1. Acero inoxidable:48 horas de persistencia.
  2. Plástico: 72 horas de persistencia en condiciones aproximadas de 21-23°C y 40% de humedad relativa.

En cuanto a la influencia de la temperatura, se ha observado que el virus es mas termolábil a medida que aumenta la temperatura.

Imagen de hombre con virus

Prevención de riesgos laborales para socorristas y trabajadores:

Cada establecimiento que cuente con estanques de piscinas o aguas de uso recreativo debe elaborar y mantener constantemente actualizado su respectivo protocolo de bioseguridad con el fin de mantener todas las medidas en materia de prevención de riesgos ante la actual emergencia frente al COVID-19.
Las medidas a tener en cuenta dentro del protocolo incluyen:

  • Evaluar el riesgo de cada puesto de trabajo.
  • Proporcionar información sobre como prevenir el contagio.
  • Distanciamiento físico de 2 metros.
  • Refuerzo en la higiene personal.
  • Limpieza y desinfección de las zonas comunes y superficies.
  • Uso de equipos de protección en ciertas situaciones.

Este protocolo debe ajustarse y aplicarse conforme la ley lo exija en función de la naturaleza de las actividades, evaluación del riesgo para los trabajadores y características del agente biológico.

Ventilación de espacios cerrados:

Se recomienda mantener puertas y ventanas exteriores abiertas con el fin de aumentar la circulación de aire en el área. En caso de que la ventilación se realice a través de medios mecánicos, estos deberán conservarse en buen estado y bajo un grado de desinfección adecuado.

Limpieza y desinfección de mobiliario:

Es importante realizar una limpieza exhaustiva de proceder a la desinfección, ya que no se garantiza una óptima desinfección en superficies llenas de suciedad que puedan ser refugio de microorganismos. Tenga en cuenta lo siguiente:

  • Defina una frecuencia diaria de limpieza para cada área, material o equipos de las instalaciones de su espacio.
  • Mantenga a la mano la documentación (hoja de datos de seguridad, recomendaciones, ficha técnica…) del producto que emplee para la limpieza y desinfección.
  • Abra de forma secuencial los grifos de duchas, fuentes, lavapies y demás, con el fin de que deje correr inicialmente el agua y esperar a renovar la que se quedase retenida en las tuberías.

Para todo lo anterior, es necesario definir un protocolo de limpieza y desinfección que responda a las características de la instalación y la intensidad de su uso, teniendo en cuenta también lo siguiente:

  • Barrer y limpiar zonas húmedas, baños, duchas, lavamanos, lavapies y los espacios por donde transiten los bañistas.
  • Mantener un adecuado control, seguimiento y evaluación de las actividades propuestas.
  • Disponer de forma segura los equipos de protección desechables empleados.

Tratamiento del agua de los vasos de piscinas:

  • Renueve agua de forma diaria.
  • Depure física y químicamente el agua.

Medidas básicas de apertura de piscinas:

imagen sobre Medidas básicas de reapertura de piscinas de referencia de Tree-a Enterprises SAS

Medidas básicas para usuarios:

imagen sobre las Medidas básicas de usuarios para la reapertura de las piscinas referencia de Tree-a Enterprises SAS